Skip to content

About http://wp.me/P20bris-2

This is an example of a WordPress page, you could edit this to put information about yourself or your site so readers know where you are coming from. You can create as many pages like this one or sub-pages as you like and manage all of your content ins

HABLA CON DIOS HOY VIERNES SANTO . En la Iglesia hoy proclamamos la pasión y muerte de Jesús y escucharemos de nuevo el grito que nace del justo ante la persecución y el dolor : “Dios mío. Dios mío porqué me has abandonado ?”.
Las palabras de Jesús son las primeras palabras del salmo 21 que concluye con una oración de esperanza. Este salmo cristológico es también profético y aunque nace del lamento ante la oscuridad de la muerte , predice la experiencia de abandono y la soledad del momento de la muerte.
Las palabras de Jesús manifiestan su angustia profunda pero reflejan también su oración confiada. El que ora no rechaza a Dios, sino que deja que Dios sea Dios en él; él ora, cumple la voluntad de Dios. Jesús se pone en las manos de Dios, su Padre, y acepta sus designios para Él.
Su muerte no era un fracaso. Jesús era el siervo que carga con los pecados y los crímenes de los pecadores y da su vida en rescate por al multitud. Su muerte tuvo sentido ya que era la entrega amorosa y total de sí mismo por la multitud como bien lo exponen los relatos de la institución de la Eucaristía que proclamamos ayer.
Ni la desesperación, ni la rebelión contra Dios, ni la protesta airada hacen mella en la conciencia de Jesús. En efecto, Jesús sigue dialogando con Dios su Padre; sigue hablando a Dios su Padre; sigue dirigiéndose a Él; sigue confiándose a Él. Jesús sabe que su Padre le responderá a su tiempo y en su momento. Por eso, Jesucristo no fue derrotado, ni acabó en un fracaso total, ni sucumbió a la desesperación. En medio del dolor, Jesús espera en el Padre.
Es verdad que Cristo pasó por la muerte y el entierro. Pero no terminó todo ahí. Jesús resucitó y está vivo y en su experiencia hemos recibido la salvación . También nosotros hemos de pasar algún día por el sufrimiento y la muerte. Hagamos nuestra la experiencia de Jesús. Pongámonos en las manos de Dios y no nos apartemos jamás de él. Aunque no veamos con claridad todas las cosas; aunque no dominemos nuestro futuro.
Jesús ora con este salmo y si continuamos con la oración veremos como el salmo 21 es una oración que proclama la seguridad y sosiego que nos viene sólo de Dios . Yo sé que Dios está vivo , él es mi fuerza y yo se que cuándo el pobre pide auxilio él nos responde.
Continuemos orando , es decir, hablando a Dios y nos llevará al salmo 22 y hagamos todos juntos hoy esta oración:
“Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo porque tu vas conmigo: tu vara y tu cayado me sosiegan…Tu bondad y tu misericordia me acompañan todos los días de mi vida”.
 
Leamos la BIBLIA: Lecturas
nieto1-leamoslabiblia.blogspot.com

ide of WordPress.

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: